Cómo pintar una pared de ladrillo

cómo pintar una pared de ladrillo
🏡​ Índice de contenidos
  1. Cómo pintar una pared de ladrillo
  2. Claves acerca de cómo pintar una pared de ladrillo 
  3. ¿Cuáles son los pasos a seguir sobre cómo pintar una pared de ladrillo? 
    1. Desempolvar la pared 
    2. Comenzar con el lavado de la pared 
    3. Distribuir una primera capa para los trabajos de pintura 
    4. Cómo pintar ladrillo visto
    5. Como pintar ladrillos
    6. Colores para pintar ladrillos exterior
    7. Evitar dejar restos de pintura 
    8. Continuar con la aplicación de una segunda capa de pintura 
    9. Dejar secar la superficie de la pared, durante el tiempo que sea necesario
  4. Que color de pintura combina con ladrillo rojo
  5. Pintar pared de ladrillo, conclusión final:

Hoy te explicamos cómo pintar una pared de ladrillo. Si quieres conseguir una mejor luminosidad de cualquier espacio de tu hogar que tiene ladrillo, este artículo te interesa. 

Por lo general, las paredes de ladrillos pueden conseguir un resultado estético muy agradable. Si te encantan los estilos industriales, pero quieres lograr al mismo tiempo que ese rincón de tu casa de ladrillo resulte imponente, en esta publicación de Decoradiy te explicaremos el proceso a seguir.

Descubre cómo pintar una pared de ladrillo en unos sencillos pasos en este artículo de nuestra revista de decoración. 

Cómo pintar una pared de ladrillo

No todas las paredes de ladrillo son iguales, y no todos los colores funcionan bien en ellas. Los colores de los ladrillos son muy variados, pero los más comunes son los grises y los marrones.

Si quieres pintar una pared de ladrillo, tendrás que tener en cuenta los cuatro factores principales: la textura de la pared, el estilo arquitectónico de la misma, los demás colores de tu casa y el clima donde se encuentra.

Por ejemplo, una pared de ladrillo lisa, plana y gris tendrá un aspecto diferente al de una pared rugosa y desigual. Al pintar una pared de ladrillo, es importante empezar con un tono que complemente el color existente y luego ir aumentando a partir de ahí.

Utilizar un color demasiado claro dará un aspecto general pálido, mientras que utilizar un color demasiado oscuro puede crear vetas turbias. Con esta información en mente, podrás pintar con éxito una pared de ladrillo de cualquier estilo o color.

Claves acerca de cómo pintar una pared de ladrillo 

Existen diferentes consideraciones que deberías tener en cuenta a la hora de renovar cualquier pared de ladrillo.

No importa si se trata de una chimenea que sea excesivamente antigua, si quieres conseguir aportar luminosidad a una habitación, pintar cualquiera de las fachadas de tu casa de ladrillo o simplemente, si tu objetivo es pintar una pared de ladrillo para lograr un aspecto renovado o incluso de decoración mucho más llamativo. 

Son muchísimas las personas que se interesan por cómo pintar una pared de ladrillo, ya que esto posibilita un renovado aspecto estético, elegante y al mismo tiempo rústico.

Hay que tener en cuenta que el ladrillo resulta ideal para adornar con tus colores favoritos, pero requiere de ciertos conocimientos. 

En la actualidad existen muchísimos formatos que son adecuados para los distintos tipos de instalaciones, pero el proceso a seguir sobre cómo pintar una pared de ladrillo, sigue siendo muy parecido al de antaño. Si tu propósito es, por ejemplo, aplicar una suave capa de pintura con el objetivo de blanquear una pared de ladrillo, al mismo tiempo que recuperas ese marcado carácter industrial pero con menos oscuridad que tenía anteriormente, no te puedes perder los pasos que te detallamos a continuación. 

pintar una pared de ladrillo

pintar una pared de ladrillo

¿Cuáles son los pasos a seguir sobre cómo pintar una pared de ladrillo? 

Pintar sobre ladrillo sigue estos consejos:

Ahora te vamos a enumerar las diferentes acciones que deberías realizar si tienes el objetivo de pintar una pared de ladrillo de manera sencilla. Sigue nuestras instrucciones para lograr un resultado fantástico.

Desempolvar la pared 

Una de las principales consideraciones a la hora de cómo pintar una pared de ladrillo que deberíamos tener en cuenta, es el revestimiento del ladrillo

Normalmente, las paredes de ladrillo suelen contar con un cierto revestimiento poroso, que se puede eliminar fácilmente en este tipo de superficies. En aquellos casos en los que la pared se encuentre en un espacio exterior o al aire libre, es posible que también acumule cierta cantidad de musgo. 

Lo más recomendable es utilizar un cepillo, con el que ir frotando la superficie de la pared para retirar, por ejemplo, el musgo que se haya ido acumulando con el transcurso del tiempo.

Comenzar con el lavado de la pared 

Una vez que hemos realizado el primero de los pasos sobre cómo pintar una pared de ladrillo, deberíamos continuar limpiando de forma suficiente la pared escogida

Nuestro consejo es que utilices una cubeta en la que colocar, aproximadamente 2 litros de agua tibia, y te ayudes de una esponja. En caso que no dispongas de una esponja en casa, también podrías utilizar un cepillo, pero que sea suave. Después de realizar cada una de las acciones anteriores, solamente tendrías que limpiar la pared, utilizando para este propósito un paño que esté seco y limpio. 

Distribuir una primera capa para los trabajos de pintura 

Tal y como hemos comentado anteriormente en esta publicación acerca de cómo pintar una pared de ladrillo, se trata de un material que cuenta con superficies porosas.

Debido a este motivo, nuestra recomendación es que se aplique en primer lugar, una pequeña capa en forma de base, antes de realizar los primeros trabajos de pintura. 

Se trata de una capa base, que permite esconder las tonalidades oscuras del ladrillo, facilitando que se adhiera la pintura a la superficie del ladrillo. Para ello, deberíamos utilizar un rodillo que tenga los pelos largos, pudiendo aplicar cierta cantidad de presión en los distintos puntos más ásperos de las paredes de ladrillo.

pintar una pared de ladrillo
Ejemplo de cómo pintar una pared de ladrillo

Cómo pintar ladrillo visto

Paso 1: Preparación de la superficie. Antes de comenzar a pintar, es importante preparar adecuadamente el ladrillo visto. Limpia la pared con agua y jabón para eliminar cualquier suciedad o grasa. Si hay áreas con moho, utiliza una solución de agua y lejía para eliminarlo. Luego, lija suavemente la superficie para eliminar irregularidades y asegurarte de que la pintura se adhiera correctamente.

Paso 2: Protección. Antes de comenzar a pintar, protege las áreas que no deseas pintar, como ventanas, molduras o zócalos, utilizando cinta adhesiva y papel protector. También cubre el suelo y los muebles con lonas o plásticos para evitar manchas de pintura.

Paso 3: Imprimación. Aplica una capa de imprimación en la pared de ladrillo visto. La imprimación ayudará a sellar la superficie y permitirá que la pintura se adhiera mejor. Utiliza una brocha o un rodillo para aplicar la imprimación de manera uniforme. Deja que se seque completamente antes de continuar.

Paso 4: Pintura. Ahora es el momento de aplicar la pintura en la pared de ladrillo. Elige una pintura adecuada para exteriores y asegúrate de que sea compatible con ladrillos. Utiliza una brocha o un rodillo para aplicar la pintura, asegurándote de cubrir completamente el ladrillo. Es posible que necesites aplicar varias capas, dependiendo de la intensidad del color que desees lograr. Deja que cada capa se seque completamente antes de aplicar la siguiente.

Paso 5: Acabado. Una vez que la pintura esté seca, retira la cinta adhesiva y el papel protector. Limpia cualquier mancha de pintura que haya quedado en las áreas no deseadas. Admira tu trabajo y disfruta de la nueva apariencia de tu pared de ladrillo pintada.

Como pintar ladrillos

Los ladrillos son elementos constructivos muy comunes en la arquitectura, pero a veces su apariencia puede resultar monótona o desgastada.

Si estás buscando darle un nuevo aspecto a tus paredes de ladrillo, la pintura puede ser la solución ideal. Pintar ladrillos no solo ofrece la posibilidad de renovar por completo una habitación, sino que también permite proteger la superficie de posibles daños o manchas.

Antes de comenzar a pintar, es importante preparar adecuadamente la superficie. Comienza por limpiar a fondo los ladrillos, eliminando cualquier residuo de polvo, grasa o suciedad acumulada. Si encuentras áreas con moho o humedad, es fundamental tratarlas antes de aplicar la pintura.

Una vez que la superficie esté limpia y seca, es hora de aplicar una imprimación o sellador. Esto ayudará a que la pintura se adhiera correctamente y evitará que el ladrillo absorba demasiada pintura. Aplica la imprimación con un rodillo o una brocha, asegurándote de cubrir todos los rincones y grietas.

Cuando la imprimación esté seca, es momento de elegir el color de pintura que deseas utilizar. Puedes optar por colores neutros para un aspecto clásico o arriesgarte con tonos más vibrantes para darle personalidad a la habitación. Asegúrate de elegir una pintura adecuada para exteriores, ya que los ladrillos están expuestos a la intemperie.

Finalmente, llega el momento de pintar los ladrillos. Utiliza un rodillo o una brocha de cerdas duras para asegurarte de que la pintura penetre correctamente en los poros del ladrillo.

Aplica la pintura en capas delgadas y uniformes, permitiendo que cada capa se seque completamente antes de aplicar la siguiente. Si deseas un aspecto más rústico, puedes utilizar una técnica de pincel seco para resaltar la textura de los ladrillos.

Colores para pintar ladrillos exterior

La elección de los colores para pintar una pared de ladrillos exteriores es una tarea importante que puede marcar la diferencia en la apariencia de nuestra fachada.

Es esencial tener en cuenta el estilo arquitectónico de nuestro hogar, así como los colores predominantes en el entorno. Debemos considerar el clima de nuestra zona, ya que ciertos colores pueden resistir mejor a la exposición solar y a las inclemencias del tiempo.

Uno de los colores más populares para pintar ladrillos exteriores es el blanco. Este tono clásico aporta luminosidad y amplitud a la fachada, además de ser una opción versátil que combina con casi cualquier estilo arquitectónico. El blanco también ayuda a reflejar el calor del sol, lo que puede ser beneficioso en climas cálidos.

Otra opción a considerar es el gris, un color neutro que puede darle a nuestra pared de ladrillos un aspecto moderno y sofisticado.

El gris también es muy versátil y puede combinarse con otros colores para lograr un efecto más llamativo. Además, este tono puede disimular mejor la suciedad y el polvo, lo que lo convierte en una elección práctica para zonas con mucho tráfico.

Si buscamos un toque de calidez y rusticidad, los tonos tierra como el terracota o el marrón son una excelente opción. Estos colores resaltan la textura de los ladrillos y aportan un aspecto acogedor a la fachada. Además, los tonos tierra suelen combinar bien con la vegetación y los paisajes naturales, creando una armonía visual.

Por último, no podemos olvidarnos del color rojo, que es el color natural de los ladrillos. Pintar la pared de ladrillos de rojo puede ser una forma de resaltar su belleza y autenticidad. El rojo también puede aportar energía y vitalidad a la fachada, especialmente si se combina con colores complementarios como el verde o el azul.

Evitar dejar restos de pintura 

Conforme vayamos aplicando la primera capa de pintura, deberíamos esperar el tiempo suficiente asegurándonos que esté debidamente seca. 

Existen distintas opciones de materiales como la brocha con la que podemos cubrir los bordes más ásperos de la superficie de la pared de ladrillo. De cualquier manera, asegúrate de utilizar el mismo trazo del rodillo para evitar dejar rastros mientras utilizas la primera capa de la pintura.

Continuar con la aplicación de una segunda capa de pintura 

Aunque no se trata de un paso imprescindible si quieres conseguir el mejor resultado, sí es muy recomendable. En esta ocasión deberíamos utilizar el mismo tono de pintura para lograr el efecto deseado en nuestra pared de ladrillo. 

No podía faltar en esta publicación sobre cómo pintar una pared de ladrillo, esta sencilla recomendación, es decir, aplicar una segunda mano de pintura para obtener el resultado deseado.

Dejar secar la superficie de la pared, durante el tiempo que sea necesario

Muchas personas tienen dudas en cuanto a los tiempos a la hora de cómo pintar una pared de ladrillo. Una vez que hayas aplicado la segunda de las capas mencionadas en el apartado anterior, deberías tener en cuenta el prospecto del material de la pintura que hayas utilizado para dejar secar durante el espacio de tiempo indicado por el fabricante

Cuando haya transcurrido el tiempo indicado, que varía en función de la pintura que estés utilizando, ya podrías continuar con la decoración de la pared interior de tu hogar o cualquier otro espacio que hayas escogido, por ejemplo, la fachada de tu jardín. 

Que color de pintura combina con ladrillo rojo

El ladrillo rojo es un material de construcción que aporta calidez y carácter a cualquier espacio. A la hora de pintar una pared de ladrillo rojo, es importante elegir un color que complemente y realce su tonalidad única. A continuación, te presentamos una lista de colores que combinan perfectamente con el ladrillo rojo:

  • Blanco: El blanco es una opción clásica y segura que resalta la belleza del ladrillo rojo y crea un contraste elegante.
  • Gris claro: El gris claro es una opción neutral que complementa la calidez del ladrillo rojo sin competir con su protagonismo.
  • Verde oliva: El verde oliva es un color terroso que se mezcla armoniosamente con el ladrillo rojo, creando un ambiente acogedor y natural.
  • Azul marino: El azul marino es un color audaz que contrasta de manera dramática con el ladrillo rojo, creando un ambiente sofisticado y moderno.
  • Terracota: El color terracota, similar al tono del ladrillo rojo, crea una apariencia cohesiva y cálida, resaltando la textura del ladrillo.
pintar paredes de ladrillo


pared de ladrillos pintada de azul

Pintar pared de ladrillo, conclusión final:

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de pintar una pared de ladrillo? Eso depende de tu gusto personal y del color de los ladrillos.

Como hemos visto, no todos los colores de los ladrillos funcionan bien con determinados colores. Si estás decidido a pintar tu pared de ladrillo de un tono concreto, puede que tengas que contratar a un experto que pueda combinar el color del ladrillo a la perfección.

Pero si estás abierto a probar otros colores sin riesgo de fracasar, hay muchas guías de pintura de paredes de bricolaje en línea que te facilitan la tarea de probar diferentes tonos sin ayuda profesional. Prueba una de estas opciones y comprueba cuál te funciona mejor.

¿Has probado a pintar paredes de ladrillo? ¿Qué consejos hemos olvidado? ¡Compártelos en los comentarios de abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir